Sol Ullua, Argentina
Sol Ullua Historia de la colestasis intrahepática del embarazo

Hola, mi nombre es Sol. Soy mamá de un hermoso niño de 20 meses de edad, llamado Alfonso.

En la semana 29 de embarazo nos diagnosticaron colestasis intrahepática. El diagnóstico se realizó a las 24 horas de sentir el primer síntoma (picazón incesante e insoportable). Me acuerdo patente el día que comencé con la comezón; era un domingo a la mañana. Durante todo el día me sentí muy mal porque no había nada que calmara esa situación; obviamente la compartí con mi marido y a primera hora del día siguiente hicimos una consulta con nuestro obstetra. De inmediato y manera urgente me indico exámenes biliares, ecodopler y una interconsulta con un gastroenterólogo. A las 5 horas ya teníamos el diagnóstico y comencé a tomar Urso. De apoco, las molestias fueron cesando y mantuvimos la medicación durante el resto del embarazo; dieta, controles fetales semanales y análisis de sangre. Al principio tuve mucho miedo por la salud de mi bebe, pero me fui informando, fui investigando y ese miedo fue desapareciendo porque sabía que estábamos haciendo las cosas bien. La colestasis necesita control estricto y mucha información. Es una enfermedad que puede influir en el bebé, pero, reitero, con el diagnóstico, controles e información todo sale bien. Alfonso nació en la semana 37 por cesárea y hoy somos una feliz familia.

Categories

Upcoming Events