Karin Rico Schuler, Miami, FL
Karin Rico Schuler Historia de la colestasis intrahepática del embarazo

Por varias semanas, quizás desde la 33 comencé a sentir esporádicamente que me picaba la piel de todo el cuerpo, pero se lo atribuí al calor que hacía y a los malestares propios del embarazo. En la semana 37, la picazón se hizo insoportable y se agudizó sobre todo en las manos y pies de tal manera que no me dejaba dormir. Una noche busqué en el internet, llamé al doctor y al día siguiente me hospitalizaron para monitorear al bebé y ponerme en tratamiento. El doctor me dijo el riesgo tan grande que había de que mi hijo falleciera dentro de mí en cualquier momento. Al cuarto día me indujeron el parto y el 15 de septiembre de 2015 nació mi guerrero, Dylan. Se lo llevaron a intensivo por problemas respiratorios, pero estuvo pocos días allí y pudimos irnos a casa juntos. Los análisis de sangre confirmaron posteriormente la colestasis en mi embarazo. Hoy en día creo de manera firme que los exámenes de ácidos biliares deberían ser de rutina en las mujeres embarazadas y que debería investigarse a fondo esta terrible condición.

Confieso que, aunque en aquel momento me armé de valor y estuve lo más tranquila que pude, hoy en día a veces se me salen las lágrimas de pensar lo que pudo haber pasado si seguía aguantando sin decir nada. A las mamis que estén pasando por esto les digo que lo mejor es informarse y buscar los mejores especialistas. ¡Fuerza y fe!

Categories

Upcoming Events