Johana Salamanca, Colombia
Johana Salamanca Historia de la colestasis intrahepática del embarazo

Hola soy Johana, soy colombiana, vivo en la ciudad de Bogotá, quedé en estado de embarazo a los 27 años, me realicé los exámenes preconcepcionales y todo estuvo perfecto, vía libre para concebir un bebé, fue todo muy rápido, para el día de mi cumpleaños número 28 tuve en mis manos la prueba de laboratorio, dio positivo que felicidad, así que asistir al médico. En la semana 12 exámenes de rutina y primera sorpresa, el azúcar o la glicemia un poco elevada, repetición del examen y salió normal. Semana 20 exámenes de rutina azúcar alto nuevamente (comía muy sano, desde la primera vez que salió alto y no baje la guardia en ningún momento), así que realizar prueba de glicemia pre y post, es decir en ayunas y después de desayunar, confirmado, diabetes gestacional, ingreso a controles prenatales por programa de alto riesgo, e iniciar dieta estricta para no tener que medicar, control de glicemia diario en casa y asistir al laboratorio semanalmente, y excelentes noticias se controla sin medicamento pero no subía de peso, suplementos alimenticios pero todos con mucha azúcar, ninguno especial para gestación, así que uno para diabéticos. Semana 24 exámenes de rutina y determinar que pasaba ya no subía de peso al contrario bajaba, ahora hipotiroidismo y esto si se controla con medicina únicamente. En la semana 30, picazón en los pies, un brote minúsculo en el estómago y una especie de resequedad extrema con brote minúsculo alrededor de la boca, consulta médica, y me dijeron “tranquila mamá es por el cambio hormonal”.

La semana 32 aumenta el picor desaparece el brote, pero la picazón que ahora siento en las manos es desesperante, me levantaba a mitad de noche a bañarme, me cambiaba mil veces la pijama, consulta médica y nuevamente: “tranquila mamá, por los cambios en el embarazo está presentando alergias que antes no tenía”. Para la semana 34 ya no podía dormir, mi peso empeoraba, consulta médica nuevamente, y por fin una ginecóloga conocía acerca de la Colestasis Intrahepática del Embarazo, y me remitió a urgencias con nota en mano. Llegué a servicio de urgencias obstétricas con la nota que me dio la doctora, exámenes, perfil hepático completo, ácidos biliares y si esa era la causa de mi picazón todo estaba supremamente elevado, ecografía con Doppler urgente, biometría de la bebé, todo bien afortunadamente, inicio urgente del medicamento y yo no entendía nada. No quise buscar en internet, porque a veces uno puede estresarse demasiado con lo que lee, pero mi esposo si leyó, no me dijo nada, pero su cara lo dijo todo, debo ir a urgencias día de por medio para que hagan ecografía y exámenes de perfil hepático, poco a poco bajan los ácidos, conseguimos un monitor fetal portátil, mi esposo se levantaba en medio de la noche para escuchar a la bebé, la picazón ya había cedido un poco. En la semana 36, me informan que el protocolo en colestasis del embarazo es desembarazar a las 37 semanas, y llego el día, inducción de parto, no hubo dilatación, no hubo contracciones, 36 horas de espera, y se decide realizar cesárea, y veo a mi bebé sana. Ella no tuvo que quedarse en unidad neonatal, la picazón desapareció por completo, con 6 meses de haber nacido, me realizan ecografía de vesícula y vías biliares y encuentran múltiples cálculos a los 11 meses me realizo cirugía y ya todo termino, ya no hay diabetes, ya no hay hipotiroidismo, ni colestasis. Mi hija tiene 15 meses y somos muy felices al estar juntas después de esta gran batalla, ojalá algún día incluyeran perfil hepático en los exámenes de rutina de las mujeres en embarazo, y no toque esperar a presentar síntomas, y mucho menos esperar si por buena suerte el doctor en turno conoce la enfermedad.

Categories

Upcoming Events