Fatima Martinez – Spain
Fatima Linares

Hola, mi nombre es Fátima y tuve Colestasis Intrahepática del Embarazo (ICP, por sus siglas en inglés) durante mi embarazo.

Mi historia con la enfermedad comenzó muy pronto. Apenas tenía 20 semanas de gestación. Soy una persona alérgica a muchas cosas, y casualidades de la vida, durante esa semana me encontraba en el monte. Comencé a tener picores o comezón en mi cuerpo. Así que atribuí que los picores fueron provocados por una planta silvestre. En fin, al volver a casa los picores aún eran persistentes. Por suerte, al día siguiente tenía cita con la comadrona. Al llegar a la consulta le comenté el tema de los picores, tenía picores por todo el cuerpo, y, hasta ese momento, no tenía picores en las palmas de las manos ni plantas de los pies, por lo que la comadrona restó importancia. Ella me recomendó ducharme con un “gel sin jabón” de la marca ISDIN.

No me quedé conforme con su respuesta y decidí pasar a consulta en otra clínica, en Dexeus de Barcelona. Allí la Doctora Claramonte, me realizó un conteo total de ácidos biliares, y solicitó una analítica de mi perfil hepático. Estos dos exámenes de sangre son necesarias para descartar la ICP. Por desgracia, el laboratorio tarda una semana en dar resultados, así que estuve una semana con picores extremos y sin tener diagnóstico. Cuando por fin llegaron los resultados, tenía los ácidos biliares en 110 umol/L, lo normal es que estén por debajo de 10. Fui corriendo a urgencias y allí me realizaron otros exámenes hepáticos para confirmar que en efecto estaba padeciendo ICP. Me recetaron ácido ursodesoxicólico y bueno, la verdad es que conseguí mantener niveles bajos de ácidos hasta la semana 32. Asimismo, me realizaron controles cada semana, y ecografías cada 15 días para saber qué tal estaba el bebé.

En la semana 34 decidimos que se realizarían exámenes más frecuentes para poder determinar en qué semana se llevaría a cabo el parto. Ya en la semana 36 decidimos hacerlo en la semana 38. Por avatares del destino, comencé labor de parto un día antes de la inducción.

¡El bebé está perfecto! Crece con total normalidad, y es una monada. Se encuentra bien, y no tiene ninguna secuela de lo ocurrido.

La verdad es que el sitio de internet de ICP Care en español me ayudó mucho, ya que leía información relacionada con esta condición tan extraña. Las preguntas frecuentes en la página de recursos de ICP Care fueron especialmente útiles.

Realmente no entiendo cómo ha podido darme, ya que no cumplo con ninguna de las condiciones que se mencionan para padecerla. Supongo que son cosas que pasan.

Quería compartir mi experiencia porque yo perdí dos semanas valiosas debido a la ignorancia de la comadrona. Ella no pensó que mis síntomas eran serios. Con esto quiero decir, chicas, si no os encontráis bien, comentarlo, pedir analíticas, estudios, ecos, todo lo que haga falta. Por favor, haceros todas las analíticas que consideréis oportunas. Pedir segundas opiniones siempre, si os pica mucho el cuerpo, no sólo las palmas de las manos y las plantas de los pies. Es importante investigar, pedir analíticas de perfil hepático, y la prueba más sensible para descartar ICP, que es el conteo total de ácidos biliares.

Mucha suerte a las futuras mamis que por desgracia padecen esta condición, os mando un fuerte abrazo, y gracias por leerme.

Fatima Linares ICP Pregnancy Story

Have you recently been diagnosed with ICP?

Would you like your personal experience, test results and medical treatment with this rare disease to further the advancement of science? Find out how your diagnosis can help through our Patient Registry.

Categories

Upcoming Events

¿Le han diagnosticado con colestasis intrahepática del embarazo?

¿Le gustaría que su experiencia personal, los resultados de sus pruebas y el tratamiento médico con esta rara enfermedad impulsen el avance de la ciencia? Descubra cómo su diagnóstico puede ayudar a través de nuestro Registro de Pacientes.