Diagnóstico de la Colestasis intrahepática del embarazo (ICP)
Diagnosis of intraheptic cholestastis of pregnancy

Resumen

  • El diagnóstico se basa en los síntomas y en una prueba de ácido biliar total.
  • La picazón puede comenzar  semanas antes de que los ácidos biliares se eleven. Si los síntomas continúan, se deben seguir controlando los niveles para el diagnóstico.
  • 10 µmol / L es el nivel acordado para ácidos biliares elevados.

Diagnóstico

La colestasis del embarazo se diagnostica en función de los síntomas y los ácidos biliares totales elevados en los análisis de sangre. Su médico descartará otras causas de disfunción hepática, ya que en algunos pacientes existe una causa subyacente para los ácidos biliares elevados.

Los casos que ocurren al principio del embarazo o que son más graves tienen más probabilidades de tener una causa subyacente. Su médico tomará un historial de sus síntomas, revisará su historial médico y familiar y le realizará un examen de diagnóstico. Luego, se enviarán análisis de sangre para finalizar el diagnóstico.

Ácidos biliares en suero

La prueba de ácidos biliares en suero es la forma más precisa de diagnosticar la colestasis intrahepática del embarazo. Esta prueba se puede realizar en cualquier momento del día y, según recomendaciones recientes, no requiere ayuno.

Hay varias pruebas de ácidos biliares diferentes, según el laboratorio, y todas pueden usarse para el diagnóstico. Los ácidos biliares superiores a 10 µmol / L indican ICP. Estudios previos han demostrado que los niveles de ácidos biliares por encima de 10 µmol / L son consistentes con un diagnóstico de ICP, incluso en pruebas que muestran que esto está dentro del rango normal. Las pruebas de ácidos biliares fraccionados se pueden utilizar para diagnosticar a un nivel más bajo, ya que estas pruebas solo miden ácidos biliares seleccionados.

Los resultados de los ácidos biliares en los Estados Unidos pueden demorar entre 36 horas y 10 días, ya que se trata de pruebas especializadas que solo se realizan en unos pocos laboratorios del país.

Los ácidos biliares normales no descartan un eventual diagnóstico de colestasis. La picazón a menudo está relacionada con una sustancia química conocida como ácido lisofosfatídico y no directamente con la elevación de los ácidos biliares. Los estudios han demostrado que la picazón puede ocurrir incluso unas pocas semanas antes de una elevación de los niveles de ácidos biliares en sangre. Si continúas teniendo picazón, debes volver a realizarte la prueba mientras persistan los síntomas.

Los niveles de ácidos biliares también deben controlarse durante el embarazo incluso después del diagnóstico. Estudios anteriores han demostrado un mayor riesgo de complicaciones del embarazo con niveles más altos de ácidos biliares. Los casos leves de ICP tienen ácidos biliares por debajo de 40 µmol / L. Los casos graves de ICP tienen ácidos biliares por encima de 40 µmol / L. Las complicaciones, como el trabajo de parto prematuro, los problemas respiratorios después del nacimiento y la tinción de meconio del líquido amniótico ocurren en mayor proporción con ácidos biliares mayores de 40. Un análisis reciente de un gran número de embarazos con colestasis también encontró que la mayoría de las complicaciones del embarazo ocurren con ácidos biliares mayores de 100. Los ácidos biliares por encima de este nivel requieren un plan de manejo más agresivo. No hay consenso sobre la frecuencia con la que se deben medir los ácidos biliares, pero se recomienda seguirlos, especialmente cerca del final del embarazo, para poder planificar el momento del parto.

Visita la página Pruebas de diagnóstico para obtener información adicional sobre los diferentes tipos de pruebas de ácidos biliares y sus rangos de referencia. 

Pruebas de función hepática (o panel metabólico completo)

Aproximadamente el 60% de las personas con colestasis intrahepática del embarazo tendrán funciones hepáticas elevadas durante el embarazo. Un panel de función hepática normal no descarta el trastorno, ya que aún es necesario realizar una prueba de ácidos biliares. Sin embargo, los resultados de la función hepática regresan en cuestión de horas en lugar de días, lo que puede brindarle a tu médico información más rápidamente.

Hay muchos componentes en las pruebas de función hepática. Es importante tener en cuenta lo siguiente con respecto a la colestasis intrahepática del embarazo

  • Alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST): estas enzimas se liberan cuando las células del hígado están dañadas y pueden elevarse en un embarazo complicado por colestasis. La ALT es la más sensible para detectar colestasis intrahepática del embarazo, seguida de la AST. La elevación de una o de ambas puede indicar que tiene ICP, pero también hay algunos otros trastornos que pueden hacer que estas enzimas se eleven y, por lo tanto, los niveles de ácidos biliares aún son necesarios para el diagnóstico.
  • Fosfatasa alcalina: la fosfatasa alcalina es producida por la placenta y normalmente se eleva durante el embarazo. Por lo tanto, la elevación de FA (fosfatasa alcalina) sola no proporciona una indicación de colestasis intrahepática del embarazo.
  • Bilirrubina: la bilirrubina está elevada en una pequeña minoría de casos (se estima que en menos del 10%). La bilirrubina elevada también puede provocar ictericia. Cuando la bilirrubina está elevada, generalmente sólo está levemente elevada.
  • Otras pruebas incluidas en un panel metabólico completo no son específicas de la ICP, pero si son anormales. Habla con tu médico sobre lo que esto puede indicar.

Comprender la naturaleza poco común de la colestasis intrahepática del embarazo

Dado que la colestasis intrahepática del embarazo es una enfermedad rara, que se estima que afecta aproximadamente a 6.000 personas en los Estados Unidos anualmente, es posible que algunos médicos no tengan un conocimiento práctico de la enfermedad. En la práctica, los médicos rara vez tendrán pacientes con la afección y, por lo tanto, es posible que no conozcan las pautas más actuales para el diagnóstico y el tratamiento.

Es posible que debas proporcionar información a tu médico para un diagnóstico adecuado. ICP Care tiene una descripción general concisa y completa para los médicos vinculados *** AQUÍ. También se han desarrollado pautas recientes de SMFM que aclaran muchos de los puntos en el diagnóstico y el manejo de la ICP y pueden ser entregadas a tu médico. Tu médico obstetra también puede derivarte a un obstetra que se especialice en embarazos de alto riesgo llamado especialista en medicina materno-fetal. (MFM).

Trabajando para difundir la conciencia de la colestasis intrahepática del embarazo

Si bien puede ser frustrante que su médico desconozca muchas de las complejidades del manejo de un embarazo complicado por la ICP, muchas organizaciones están trabajando para difundir la conciencia y la educación. Honramos a cada bebé perdido por ICP y apoyamos a las madres que han experimentado esta trágica pérdida.

Nos apasiona capacitar a todas las personas con ICP para que cuenten con los recursos necesarios para abogar por las pruebas, la medicación y el parto temprano adecuados, para salvar la vida de todos los bebés.

Obtén más información sobre los esfuerzos de ICP Care para difundir la conciencia o donar a la causa.

Spread Awareness

Referencias
  1. Geenes V, Williamson C: Intrahepatic Cholestasis of pregnancy. World J Gastro 2009;15:2049-2066 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2678574/
  2. Stieger B, et al: Drug- and Estrogen-induced cholestasis through inhibition of the hepatocellular bile salt export pump (Bsep) of rat liver. Gastroenterology 2000 Feb;118(2):422-30. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10648470
  3. Abu-Hayyeh S, Ovadia C, Lieu T, et al: Prognostic and mechanistic potential of progesterone sulfates in intrahepatic cholestasis of pregnancy and pruritus gravidarum. Hepatology, 2015;doi:10.1002/hep.28265. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26426865
  4. Wongjarupong N, et al: Never Too Soon: An Unusual Case of Intrahepatic Cholestasis of Pregnancy at Five Weeks Gestation. Cureus. 2020 Sep; 12(9): e10540. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7574978/
  5. Bacq Y, Sapey T, Brechot MC, et al: Intrahepatic cholestasis of pregnancy: a French prospective study. Hepatology 1997;26:358-364 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9252146
  6. Pacella G, Salsi G, Archangeli T, et al: The impact of assisted reproductive technology and chorionicity in twin pregnancies complicated by obstetric cholestasis. J Matern Fetal Neonatal Med, 2015; doi:10.3109/14767058.2015.1051954 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26043641
  7. Gonzalez MC, Reyes J, Arrese M, et al: Intrahepatic cholestasis of preganancy in twin pregnancies. J Hepatology 1989;9:84-90 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2678574/
  8. Reyes H, Maez ME, Gonzalez MC, et al: Selenium, zinc and copper plasma levels in intrahepatic cholestasis of pregnancy, in normal pregnancies and in healthy individuals, in Chile. J Hepatology 2000;32:542-549 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10782901