Astrid Marin, México
Astrid Marin Historia de la colestasis intrahepática del embarazo

Hola, mi Nombre es Astrid Marín, soy de Mérida, Yucatán, México. Actualmente soy mamá de un hermoso bebé cual cumple 3 semanas de nacido este 5 de febrero del 2018. Sin embargo, los últimos meses de mi embarazo me la pasé muy angustiada. Todo comenzó más o menos en la semana 23 cuando me comenzó a aumentar la comezón que todos me decían que era normal, propia del embarazo. Yo me confíe porque lo que más me picaba era la panza y los senos, pero la comezón fue en aumento, y poco a poco se fue expandiendo a todo mi cuerpo, haciendo que me lastime de tanto rascarme, además de que ya casi no podía dormir. Esto era desesperante y no sabía con qué calmarlo, por lo que recurrí al internet para buscar algún remedio para calmar la comezón, gracias a ello llegué sin querer a información sobre la colestasis, lo leí y quise pensar que eso no podía ser, pero aun así me asusté mucho al leer los peligros que corría. Lo comenté y mucho me dijeron que me estaba sugestionando, use todo lo que me recomendaron y aun así seguía con la comezón por lo que decidí comentárselo a la doctora del seguro social, ella me dijo que lo más seguro es que había comido algo que me hizo mal y me irritó la piel y por más que le pedí análisis no me mandó ninguno. Cómo también asistía a consulta particular decidí decirle a mi ginecóloga lo que sospechaba y ella me dijo que no creía que fuera eso por lo temprano de mi embarazo, pero aun así me dijo que me hiciera los análisis y le avisará apenas tuviera los resultados. Cuando lo hice me dijo que tenía que irme a urgencias para que me pusieran en tratamiento inmediatamente, así que gracias a que sin querer me diagnostique comenzó mi tratamiento a partir de la semana 25, tomé medicamento e hice dieta libre de grasas y asistí a mis consultas y me realice muchos análisis de sangre para estar monitoreada. Fue cansado, pero me mantenía tranquila por el corazón de mi bebé.

Gracias a que seguí todo al pie de la letra no tuve más complicaciones, y mi ginecóloga decidió programarme apenas cumpliera la semana 37, mi bebé nació de 37+2 y todo salió excelente, él está muy sanito y no hubo ningún problema, agradezco mucho al grupo de apoyo ICP Care español por qué me ayudaron dándome más información, así como a mantenerme tranquila y con mucha esperanza de que todo saldría bien. Hoy soy muy feliz y sé que todos mis sacrificios valieron totalmente la pena.

Categories

Upcoming Events